Ciencia:

Conocimiento cierto de las cosas por sus principios y causas.
Cuerpo de doctrina metódicamente formado y ordenado, que constituye un ramo particular del humano saber....

De acuerdo a la definición que antecede y al concepto de ciencia de esos dos primeros conceptos habría bastante para interpretar solamente con la frase de "CONOCIMIENTO CIERTO DE LAS COSAS POR SUS PRINCIPIOS Y CAUSAS"

La contabilidad es un conocimiento cierto y adquirido y no es una suposición de hechos sin relevancia alguna. Interpreto que es el análisis de cada hecho y en todos se aplica un conocimiento adquirido y no supuesto ni abstracto. Si a veces no se dan con rigor científico muchas circunstancias como puedan ser las causales de las limitaciones, ello no significa que debemos renegar de nuestro propio conocimiento ni de los elementos que nos proporciona. Puede tratarse de problemas conexos que traen consigo los hechos mismos. El que los aviones vuelen no significa desconocer la ley de gravedad. El que en la Argentina haya inflación, desocupación y gran capacidad de ahorro no significa que estemos negando los problemas y soluciones económicas del mundo, somos lo que somos y por eso tenemos esas cosas que no existen en otros países.
La economía no es ni precisa ni exacta y sin embargo, se la considera ciencia.
La sociología, la política, etc. serían casos muy parecidos a éste.

La segunda forma de la definición es más precisa todavía cuando establece que es el "CUERPO DE DOCTRINA METÓDICAMENTE FORMADO Y ORDENADO, QUE CONSTITUYE UN RAMO PARTICULAR DEL HUMANO SABER". Aquí es más terminante, es un saber o no es un saber; si no es un saber para que perdemos tiempo en Congresos Nacionales e Internaciones; para qué escribimos tantos libros y nos desesperamos si alguien opina en contra del ajuste integral por inflación, de los dividendos en acciones, de los valores corrientes o de cualquier otro tema si ello no es producto de un conocimiento, es una simple observación que aparentemente sólo sirve para hacer una registración contable; y yo me pregunto: ¿Es eso la contabilidad? Indudablemente a esa pregunta yo mismo me contesto y digo que la registración contable no es la contabilidad sino que es y se llama teneduría de libros; la contabilidad es algo más que esos simples asientos contables.

Tampoco analizan esos autores el campo que abarca la contabilidad que es mucho más amplio que el estrecho marco donde la desean encuadrar por lo cual tendríamos que separarla y analizarla desde tres puntos de vista.

En las tres hay aplicación de conocimientos adquiridos muy profundos; salvo que quien los usa no los considere así y en ese supuesto le agradeceríamos nos indicara como aplica y revela los hechos si no tiene conocimiento adquirido de ellos.

En contabilidad pública, todos los otros conocimientos que la tocan de frente o de costado toman el carácter de ciencia ya sea en las FINANZAS, en la economía, en la sociología o en cualquier otra ciencia social.

Durante muchos años hubo materias referidas a Contabilidad Pública y en un período muy especial se olvidaron de enseñarla y tal vez hayan tenido sus buenas razones.

La imposibilidad de recomponer la deuda externa y de Municipalidades y entes autárquicos o dependientes es un buen ejemplo.

Cuando esta listo para ser pasado a máquina el presente trabajo, sale publicado en los diarios el nombre del ganador del Premio Nobel de Economía de 1984. Sir Richard Stone lleva ese galardón por idear y desarrollar los sistemas contables para el registro de las economías nacionales.

Para movilizar los recursos de cualquier nación se requiere una registración contable eficiente y que dará el resultado de la probable utilización y aprovechamiento de cada uno de ellos sin desperdicio ni desmedro de ningún componente integrante del todo que es el país.

Los antiguos dieron mucha importancia a la contabilidad y quien valora su eficacia la respeta y la analiza con mucho tino y cuidado, sacando excelentes resultados cuando interpretan los registros contables, por medio de las causas y efectos.

En contabilidad social y apuntamos más lejos, vamos al control de la cosa pública con todas sus implicancias y a las relaciones del individuo con el estado y a la importancia que ambos tienen en el contexto social y en el universo. Tan amplio es su contenido y su conocimiento que a nadie se le ocurriría negarle el carácter  científico de aplicación universal demorada por muchos que no tienen interés en que se conozcan muchas inversiones sin resultados adecuados.

La más humilde y comprometida, es también la más golpeada, la contabilidad privada, haciendal empresarial o como se desee llamarla; pero es la que más contadores emplea en el mundo y la que presenta más problemas y dificultades concretas para exponer los hechos, sus ventajas y defectos.

Mientras la inflación fue moderada y los impuestos fueron acordes o aplicados sin saber si la empresa había tenido ganancias o pérdidas, las cosas no fueron del todo difíciles; pero cuando los impuestos comenzaron a gravar las ganancias y los capitales las cosas cambiaron mucho aunque no tanto como debieran, ya que si fueran impuestos y ganancias más correctos y honestos, los unos y los otros, no habría por que pagar impuestos sobre ganancias que no existen ni sobre capitales inflados al sólo efecto de tributar impuestos, como ocurrió con los revalúos y los ajustes por inflación, moderadores por un lado y fiscalistas por el otro, pero jamás equitativos, justos ni exactos.

Por estas causas, ya no se habla de técnicas ni de ajustes por inflación en los balances, se habla de métodos equidistantes en la formación de los valores para que no haya exceso ni abuso en las cargas tributarias ni ganancias o pérdidas manejadas arbitrariamente.

Estos análisis que incluyen estudios económicos realistas y no los empíricos solamente, estudios de Finanzas y Administración Pública ¿son simples técnica? o ¿requieren algo más que los burdos conocimientos de una registración contable? .- ¿qué sería la simple teneduría de libros?